Fiesta del cine, día 2: Una Cuestión de tiempo.

Póster

Nuevo día, nuevo cine, nueva peli. Gracias, Fiesta del Cine.

Tras Capitán Philips, ayer tocó ver la nueva comedia romántica de Rachel McAdams (El diario de Noa, Todos los días de mi vida, Sherlock Holmes) con mi novia, dirigida por Richard Curtis, que como director sólo le conocía de Love Actually, pero como guionista ha escrito otras como War Horse, Bridget Jones: Sobreviviré o incluso capítulos sueltos de Mr. Bean. Que le da a todo, vamos.

Todo empieza con la vida de Tim (Domhnall Gleeson – Bill Weasley en Harry Potter y las Reliquias de la Muerte II, y ya), un chaval con típica pinta de pringado pelirrojo, tímido y más bien sosete que vive en una casa en mitad del campo con su madre (Lindsay Duncan – Bajo el sol de la Toscana), su padre (Bill Nighy – Harry Potter: Las Reliquias de la Muerte y Zombies Party. Todo lo demás que haya hecho pasa a segundo plano) su tío, caso aparte,  y su hermana hippie (Lydia Wilson – Black Mirror). Pues bien, su padre decide que al cumplir los 21 está preparado para contarle el secreto familiar. Un secreto que sólo afecta a los varones, y no es otro que poder viajar al pasado. Ahora, sólo durante la vida del individuo, nada de “matar a Hitler o tirarse a Helena de Troya”.

Con esto revelado y la mecánica aprendida, decide utilizar su nuevo poder no para hacerse rico, sino para buscarse una novia. Y tras un chasco veraniego con una señorita bastante parecida a Amaia Salamanca pero que habla bien inglés, llega el momento de emanciparse y viajar a Londres para trabajar como abogado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y si, por fin es allí dónde conoce a Mary (la ya mencionada Rachel McAdams, muy guapa pero sin tetas), y a partir de ahí se enamoran perdidamente el uno del otro. Y es entonces cuando yo me imaginé que iba a empezar algo parecido a lo que pasa en “El Efecto Mariposa“, que va a tener que tomar decisiones cruciales y utilizar su poder para solucionarlas; pero no. Son más bien situaciones muy bien llevadas, con sentido del humor, y sin gran importancia durante gran parte de la película; hasta que su padre enferma y sabe que le queda poco tiempo a su lado.

Me esperaba una película con muchos líos amorosos, y apenas los hay. La relación entre los protagonistas sale rodada, y el drama de la cinta gira entorno a la familia de Tim. Una hermana borracha y con un novio problemático, y su padre, enfermo de cáncer desde hace años y a punto de morir. La peli tiene hasta moraleja, ya que Tim intenta solucionar estos problemas con su poder, pero las cosas no salen como él pensaba, y decide que la mejor manera de solucionarlos es afrontarlos y no utilizar su poder; y que para disfrutar de la vida no es necesario viajar al pasado, sino vivir el día a día.

Son dos horas de película en las que os vais a reír y depende del día que tengáis, podéis soltar incluso una lagrimilla. También hay tiempo para aburrirse (algún trozo se espesa), pero por lo general me tuvo bastante entretenido. Idea no muy original, pero bien llevada y unas interpretaciones más que correctas con una banda sonora algo repetitiva, que me pasé buenos ratos escuchando la misma melodía a piano.

Si os apetece una peli de no pensar mucho y con unos personajes bien majetes, podéis ir a verla sin miedo a que os parezca un truño. Además, salen las tetas de Kate Moss.

Yo le pongo un 7. Y os dejo el trailer:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s